AMO - Pro Bienestar Animal | ¿Cómo ahorrar dinero en tu mascota?
947
post-template-default,single,single-post,postid-947,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

¿Cómo ahorrar dinero en tu mascota?

Si estás leyendo esta entrada para averiguar cómo ahorrar unos coloncitos en temas de mascotas, es importante que sepás que este no es post sobre dónde encontrar los precios más bajos, ni cómo esquivar las visitas al veterinario. En esta nota te hablamos sobre medicina preventiva.

¿Qué es la medicina preventiva?

Son las medidas que vos como propietario podés tomar, en conjunto con tu veterinario, para alertar, prevenir o controlar enfermedades, que pueden poner en peligro la vida de tu mascota y ser costosas de tratar. Por eso, la inversión en atención médica preventiva puede reducir los costos de atención médica a largo plazo.

La atención preventiva implica un enfoque veterinario variado para evaluar la salud general de tu mascota. Con base a los hallazgos, tu veterinario te proporcionará recomendaciones para la nutrición, el cuidado dental, las vacunas y la desparasitación, así como otras recomendaciones más específicas según la edad, las características propias y los factores de riesgo de tu mascota.

10 consejos que te harán ahorrar

1. Visitá a tu veterinario (pero no sólo cuando enfrentés emergencias)

No te saltés la revisión veterinaria anual o bianual de tu mascota. Como mencionamos anteriormente, la detección temprana de enfermedades, gracias a revisiones físicas y exámenes clínicos, puede mejorar el pronóstico del padecimiento, aumentar la esperanza de vida de tu mascota y disminuir en gran medida los costos médicos a mediano y largo plazo.

2. Aprendete de memoria el cuerpo de tu mascota

Amo(24of55).jpg

En el Curso de Primeros Auxilios para Mascotas de AMO, te entrenamos para que sepás cómo revisar apropiadamente el cuerpo de tu mascota. Foto: Cosas Innecesarias.

Conocer el cuerpo de tu mascota de arriba para abajo, es básico para detectar signos de enfermedad de manera temprana. Acostumbrate a revisar diariamente su cuerpo, pues te ayudará a reconocer lo que es normal, y por ende, a identificar cualquier anormalidad.

Consejo para #DueñosResponsables: Para hacerlo un proceso más natural, convertí tu revisión diaria en una sesión de cariñitos. Tu perro o gato la pasará bien porque lo estarás cepillando o acariciando, pero simultáneamente vos aprovecharás para palpar y observar todo su cuerpo. Al hacerlo, podrías detectar la aparición de masas, molestias a la hora de mover alguna articulación, cambios en el pelaje o en la piel, entre otros montón de signos. No está de más darle un treat o premio al finalizar la sesión. Tu mascota esperará con ansias el día siguiente.

3. Conocé el comportamiento de tu mascota

A menudo nuestra mascota demuestra de distintas maneras que se siente mal, pero lamentablemente los propietarios fallamos en identificar los signos que nos dan. Para evitar que esto pase, prestá mucha atención a sus hábitos de alimentación (cuánto y con cuántas ganas come), hidratación (cuánta agua consume), actividad física (si está durmiendo más de lo normal o si ha variado su nivel de energía), el número de veces que defeca y orina al día, la manera en que suele comunicarse con vos, entre otros. A veces, el más mínimo cambio en cualquiera de estos aspectos, podrían sugerir que tu mascota está iniciando un proceso de enfermedad.

Recordá que, en general, los perros y gatos no muestran señales muy evidentes de enfermedad, dolor o incomodidad. De manera que si te entrenás en reconocer los cambios más sutiles en su cuerpo o comportamiento, podrás reconocer tempranamente signos de enfermedad. Por ejemplo, los propietarios suelen detectar fácilmente cuando su mascota se encuentra “deprimida” y no quiere ni levantarse a comer.4. Ejercicio y juego diario: una medicina gratuita

El ejercicio diario puede ayudar a que, tanto tu mascota como vos, mejoren su estado de salud física y mental. No nos cansamos de explicarlo, los paseos diarios son una necesidad, no un lujo. ¿No leíste nuestra nota al respecto? Entrá aquí.

5. Castrar es invertir en salud 

La esterilización de tu mascota puede ahorrarte mucho dinero en enfermedades durante la etapa adulta o geriátrica. En el caso de las hembras, la castración a edades tempranas previene la aparición de piómetra (infección uterina) y cáncer de ovarios y útero, además reduce en gran medida la aparición de cáncer de mama. En el caso de los machos, evita la aparición de cáncer testicular, prostático, y otros. Además, al esterilizar protegés a tu mascota de la transmisión de enfermeades venéreas (sí, ¡éstas también existen en el mundo animal!) y los embarazos no deseados.

6. El valor de una nutrición adecuada

“La comida puede ser la más poderosa forma de medicina, o la forma más lenta de veneno” – Dr. Ann Wingmore, prionera en el área de salud holística humana en Estados Unidos.

Es tu responsabilidad indagar – con ayuda de tu veterinario – cuál es la mejor alternativa de alimento para tu mascota, según su edad, nivel de actividad física y otras características propias. Mantener a tu perro o gato con un peso saludable es una gran medida preventiva, que mantiene los costos bajos durante toda la vida de tu mascota. Para ello, apegate a las raciones indicadas, garantizale una rutina de alimentación, y mantené un nivel de juego y actividad física constante. Finalmente, evitá ofrecerle alimentos de consumo humano, pues nuestra comida cuenta con mucha grasa, sal y componentes peligrosos para perros y gatos.

La obesidad aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y afecciones a nivel de articulaciones. ¿Cómo saber si tu perro o gato tiene sobrepeso o está obeso?

 

 

7. No menospreciés la higiene bucal

Una correcta higiene bucal tiene un impacto positivo sobre el bienestar de tu mascota. ¿Por qué? Resulta que las infecciones a nivel oral, a parte de que pueden resultar muy dolorosas para tu mascota, pueden llegar a causar enfermedades en otras partes del cuerpo, incluyendo corazón. ¿Algunos tips para minimizar la aparición placa bacteriana y disminuir el riesgo de aparición de enfermedad periodontal? Leé nuestra nota al respecto, aquí.

8. Ellos también son fumadores pasivos

En países como Estados Unidos se han realizado múltiples campañas para conscientizar a los fumadores sobre el daño que le hacen a sus mascotas. Fuente: pawspath.com/

Al igual que en los seres humanos, el hecho de ser fumador pasivo puede causar asma, bronquitis, linfoma y cáncer oral, nasal y de pulmón en perros y gatos. De hecho, las investigaciones sugieren que las mascotas corren un mayor riesgo, porque pasan más tiempo en el hogar y están más cerca de las alfombras y muebles, adonde las partículas cancerígenas tienden a permanecer. Si fumás, hacelo en el exterior, y lejos de tus mascotas.

9. Aprendé sobre primeros auxilios

Mediante los Cursos Teórico – Prácticos de Primeros Auxilios de AMO, obtendrás las herramientas para formar parte del Equipo de Respuesta en caso de que su mascota sufra una emergencia. Aprenderás a evitar emergencias en casa, a manejar las urgencias más comunes, a manipular animales heridos, y mucho más. ¡No te perdás el último curso del año este 10 de diciembre y nuestra promo Navideña! Para reservar tu espacio, ingresá al evento aquí.

10. Ahorros mensuales y otras opciones

Para alivianar los costos anuales de tener una mascota, así como los posibles gastos en emergencias inesperadas, nada mejor que contar con un ahorro mensual.

Por otro lado, hoy en día existen distintos tipos programas de financiamiento que brindan la oportunidad de realizar compras a un 0% de interés hasta por 12 meses. Para conocer la lista de veterinarias que cuentan con esta opción, entra aquí.

Además, existen planes de medicina prepagada que brindan distintos niveles de cobertura en servicios médicos, por ejemplo MediSmart Mascotas. Para conocer las clínicas afiliadas a este sistema, entra aquí.

En conclusión…

Ciertamente, tener un animal en casa implica tener gastos constantemente, pero esperamos que estos #TipsAMO te enseñen a ver la medicina preventiva como una herramienta valiosa para mejorar el bienestar de tu mascota, y simultáneamente, ordenar tus finanzas.