AMO - Pro Bienestar Animal | Paseos diarios: no son un lujo, sino una necesidad
959
post-template-default,single,single-post,postid-959,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Paseos diarios: no son un lujo, sino una necesidad

Existe una creencia por parte de los propietarios de que los paseos diarios no son necesarios, especialmente si su hogar cuenta con un patio, si tienen más de una mascota en casa, si le proveen muchos juguetes al animal, o si consideran que su mascota no es muy activa en general. Sin embargo, un perro necesita obligatoriamente recibir constantemente nuevos estímulos visuales y olfatorios para desarrollar sus instintos y su mente.

Un patio, sea pequeño o amplio, se vuelve monótono para los caninos y llega a formar rápidamente parte de su “territorio controlado”. La presencia de varias mascotas en casa o el tener muchos juguetes disponibles, puede colaborar con la socialización y el entretenimiento, pero no suplen su necesidad de forrajeo, su curiosidad olftatoria, ni logran la satisfacción física y mental que garantiza el paseo diario. Definitivamente las caminatas son parte importante de su socialización y su salud.

Los siguientes son sólo algunos problemas que tu mascota puede empezar a presentar si no realizan paseos con cierta frecuencia. ¿Será que ya has empezado a notarlos?

 Problemática Síntomas

Aburrimiento

Actividades que molestan al propietario, como hacer huecos en el patio, destrozar su cama o juguetes, comer sus propias heces o las de otras mascotas, entre otros.
 Ansiedad y estrés Los síntomas de aburrimiento empeoran y se combinan con hiperactividad, automutilación, ansiedad por separación, entre otros.

Trastornos alimenticios

Pueden suceder los dos extremos: disminuye la ingesta de comida, o se vuelve un acto compulsivo. También pueden comenzar a comer elementos extraños como tierra, piedras u otros.

Agresividad

Comienza a aparecer irritabilidad hacia otros perros, mascotas o gente.

Depresión

Poco a poco la actividad del perro disminuye, comienza a mostrar inapetencia, alteraciones del sueño y no responde al juego.

¿Los beneficios de pasear a tu mascota?

¡Son muchísimos! Mejora su salud, pues disminuye la incidencia de ansiedad, estrés, aburrimiento y todos los demás problemas mencionados anteriormente. Además, afecta positivamente la digestición y el metabolismo de la mascota, y colabora con el mantenimiento de un peso adecuado (el de tu mascota y el tuyo). Por otro lado, también enriquece el vínculo entre vos y tu mascota, sobre todo si aprovechás para llevarte al paseo su juguete favorito o treats para practicar algunos trucos de adiestramiento básico. Finalmente, te aseguramos que uno o dos paseos diarios le trae una enorme felicidad a tu mascota y lo hace expresar su naturaleza perruna. ¿Qué mejor razón que esa?

7 consejos prácticos para que ambos disfruten el paseo

1. ¿Cuál es la mejor edad para comenzar a pasear a tu mascota? Es importantísimo que no saqués a tu mascota si no ha recibido al menos su primera vacunación y desparasitación. Con ayuda de tu veterinario, buscá el momento ideal para iniciar los paseos, tomando en consideración el cuadro de vacunación y el periodo de socialización. Hasta que decidan cuando iniciar, podés ir acostumbrándolo al collar y la correa en casa, para intentar tener eventualmente un paseo más controlado.

2. Alargá los recorridos de manera progresiva. Empiecen con un recorrido sencillo y corto, y si querés podés ir aumentándolo poco a poco. Así mismo, si sos de los que disfrutás salir a correr y querés que tu mascota que te acompañe, optá por entrenarla previamente para que no sufra lesiones, “arratonamiento” o un golpe de calor.

3. Contá con un kit de paseos para tu mascota. Como mínimo llevá siempre agua (idealmente fría para combatir el calor), correa (no hay quite), un collar adecuadocon identificación (no de ahorque, idealmente perchera), bolsitas para recoger sus desechos (¡importantísimo!), bloqueador hipoalergénico (útil para usarlo en la nariz de mascotas de pelaje blanco) y treats (para premiar compartmientos adecuados para que tengan un paseo cada vez más adecuado).

kit paseo

Armá un kit para ir de paseo que contenga los elementos básicos.

4. Prestá atención a su actitud. Si no quiere caminar, no lo presionés, pues esa puede ser la manera de hacerte saber que no puede o quiere continuar. Finalizá el paseo, o al menos detenete en una sombra a descansarunos minutos y ofrecerle agua.

5. Cambiá las rutas constantemente. Si repetís la ruta todo el tiempo, el perro se acostumbrá a ella, dejará de ser una novedad y perdemos el objetivo del paseo (se vuelve parte de su territorio conocido). Por ello, buscá espacios que estimulen a tu mascota: parques para perros, múltiples olores, otros perros (si se trata de un animal que disfruta eso), y quizás la posibilidad de soltarlo en un espacio controlado.

DSC_0303.JPG

Si tu perro disfruta la compañía de otras mascotas, los parques para perros pueden ser un espacio ameno para variar su recorrido frecuentemente. Imangen: 2da Reunión de #DueñosResponsables, Parque para Perros de Guayabos, Curridabat.

6. Tomá en cuenta las particularidades de tu mascota. Valorá su raza, su edad y su estado de salud antes de decidir la cantidad y el tipo de actividad física que vas a realizar con ella.

7. Visitá espacios amigables con las mascotas. Afortunadamente, cada vez contamos con más espacios pet friendly y las opciones para andar con nuestra mascota abundan. Estos lugares también representan una novedad para ellos. Y si además consideran el bienestar y la comodidad de tu mascota, estamos seguros de que disfrutarán enormemente visitarlos. Para más consejos sobre cómo atuar en espacios amigables para las mascotas, revisá la nota 10 consejos para visitar un restaurante Pet Friendly.

DSC_0044

En AMO intentamos que los espacios Pet Friendly sean cada día más seguros y cómodos para tu mascota. En la foto: Mel posando en Combai Mercado Urbano, Escazú.