AMO - Pro Bienestar Animal | ¿Por qué los perros comen zacate?
455
post-template-default,single,single-post,postid-455,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

¿Por qué los perros comen zacate?

Resulta que la razón no está tan clara.

perros-comen-pasto2

Se han realizado una serie de estudios con perros domésticos para conocer el por qué, y todavía se tienen muchas preguntas. La teoría de que el consumo de pasto y otras plantas se hace para aliviar molestias estomacales, se basa en la capacidad teórica que tiene el pasto de irritar el tracto e inducir el vómito por esa vía. Diferentes autores respaldan que las plantas poseen características eméticas (que indicen el vómito), laxativas (que facilitan la evacuación intestinal)  y proveen fibra no digestiva a la dieta. Sin embargo, parece ser que estos datos son meramente teóricos, pues no hay estudios experimentales que lo demuestren.

Un estudio realizado por grupo de investigadores en la Universidad de New England, Australia, sugirió que la ingesta de zacate está relacionada con el sentimiento de saciedad y a la hora del día. En el estudio, los animales tendieron a ingerir más pasto durante la mañana y antes de recibir su ración de alimento. O sea que, entre más hambrientos, más pasto consumen. Así mismo, sólo ocurrieron 5 vómitos en los 709 eventos observados, rechazando la teoría de que lo consumen específicamente para vomitar.

¿Entonces no es malo que consuman pasto?

No, en lo absoluto. Es una conducta común en los caninos y no necesariamente está asociado a un problema fisiológico. De hecho es un comportamiento que se ve frecuentemente en lobos y otros mamíferos silvestres omnívoros (que se alimentan de toda clase de sustancias orgánicas, tanto vegetales, como animales). Entonces, si ves a tu perro pastando, generalmente no hay de qué preocuparse.

Más que comer zacate, esto es lo importante:

  • Si crees que tu perro está comiendo zacate para aliviar dolor de panza, más que eso buscá otros síntomas de enfermedad gatrointestinal, como inapetencia (no quiere comer), dolor del abdomen (sobre todo a a hora de tocarle esa zona), diarrea, vómito, cambios de comportamiento y otros. Ahora sabés que comer zacate por sí sólo no es indicativo de problemas estomacales.
  • El pasto, sobre todo en parques públicos o para perros, puede estar cargado de parásitos gastrointestinales porque es el “baño” de muchos otros perros, gatos o hasta animales silvestres. Así que es importantísimo que – si paseás regularmente a tu perro y éste disfruta a menudo un snack matutino de zacate – lo mantengás debidamente desparasitado.
  • Evitá que coma pastos que están siendo tratados con cualquier tipo de agroquímicos porque pueden tener un alto nivel de toxicidad.
  • No confundás el comer zacate por alguna otra de estas anomalías que sí requieren atención veterinaria o de un adiestrador canino:
    • Pica: el perro ingiere una serie de sustancias que no son nutritivas, como tierra, piedras, papel o sustancias biológicas. Es una condición que puede estar relacionada a un cuadro de estrés, aburrimiento o malnutrición.
    • Coprofagia: el perro ingiere sus propias heces o las de otros animales. La causa es generalmente comportamental.
    • Hambre excesiva: podría estar relacionada con un problema metabólico.

Consejo para el #DueñoResponsable: La próxima vez que veás a tu perro comer zacate, te invitamos a buscar patrones de comportamiento. ¿Suele hacerlo a alguna hora específica del día? ¿Lo hace antes o después de comer? ¿Dirías que está cómodo y a gusto cuando lo hace? ¿O te parece incómodo y adolorido? Seguí esta serie de pistas para saber si se trata de un comportamiento anormal o es más bien algo rutinario.

Tags: