AMO - Pro Bienestar Animal | ¿Qué hacer si encontrás un animal herido en la calle? 6 consejos básicos
972
post-template-default,single,single-post,postid-972,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

¿Qué hacer si encontrás un animal herido en la calle? 6 consejos básicos

No importa si sos un rescatista tiempo completo o uno aficionado. Si estás leyendo esto, es porque probablemente sos de esas personas que sufren cuando ven a un perro tratando de cruzar una calle. O, típico, te detenés a observar a todo animal callejero que está durmiendo, porque pensás que talvez no está respirando. Seguro sos motivo de risas entre tus amigos porque analizás recoger a todo perro o gato que se te cruza por la acera. Pero principalmente, si estás leyendo esto, es porque ya te has topado a un animal herido o en mal estado, o temés que algún día te pase y no sepás cómo actuar. A continuación te damos 6 tips para prepararte y así poder ayudar al próximo animal de la calle que te topés.

1. Contá con un kit de primeros auxilios

Si de verdad querés estar preparado para ayudar correctamente a un animal de la calle, te recomendamos armar un kit de emergencias y andarlo en el carro. A continuación te indicamos los elementos básicos:

  • Guantes de látex.
  • Bozales de distintos tamaños o un cordón de zapato para improvisar un bozal hechizo (más abajo ahondaremos en este tema).
  • Correas de distintos grosores.
  • Foco.
  • Gaza estéril en cuadros.
  • Solución salina estéril (suero de farmacia) para humectar heridas o vísceras expuestas.
  • Paños o sábanas limpias.
  • Tabla de plywood (1m de largo x 40 cm de ancho).
  • Caja transportadora mediana.

Esos son sólo algunos de los elementos que podés andar en tu kit. Si querés estar aún más preparado, te invitamos a conocer el #BotiquínAMO.

Kit animales de la calle.png

2. Tu seguridad es lo más importante, ¡cuidate!

Pensá antes de actuar. Nunca pongás en riesgo tu integridad física, pues para salvar a ese animal herido, es necesario que vos estés bien. Para ello, tomá en cuenta los siguientes 3 consejos:

  • Tené cuidado en carreteras o lugares peligrosos. Si tomás decisiones súbitas y te lastimás, probablemente nadie va a ayudar a ese animal, pues se centrarán en salvarte a vos.
  • Recordá que todo animal herido puede ser agresivo. Colocale como mínimo un bozal, antes de manipularlo. Si no contás con un bozal de verdad, podés hacer uno a partir de cordones de zapatos (ver imágenes).
  • Actuá despacio y gentilmente. Los animales callejeros pueden asustarse con facilidad y actuar de manera impredecible, así que tené cuidado.
  • Asumí que todo animal es contagioso. Empleá guantes de látex antes de tocarlo y a lavate muy bien las manos posteriormente.

Importante: Si el animal está actuando muy agresivamente, si tiene signos evidentes de enfermedad (saliva copiosa, lagañas o mucosidad excesiva, entre otros), o si está en un sitio peligroso que puede poner en riesgo tu integridad física, no tratés de salvarlo. Llamá a alguien que tenga los medios para hacerlo.

3. Antes de manipular al animal, observá y analizá su cuerpo

  • Movilizá al animal lo menos posible, sobre todo si observás partes del cuerpo en posiciones anormales. Ojo: nunca tratés de colocar esas zonas en su posición original, ni toqués directamente fracturas.
  • Contá con una tabla o una jaula transportadora para moverlos más fácilmente.
  • Mantené el contacto al mínimo. Recordá que ese animal está muy estresado y tus caricias no van a ser reconfortantes en esta situación. Además, es probable que esté bajo muchísimo dolor. Necesita ayuda veterinaria cuanto antes.
  • Si el animal posee vísceras expuestas o heridas de abrasión, podés utilizar suero fisiológico estéril para mantener húmeda la zona.

4. Realizá un transporte seguro

El transporte debe ser lo más seguro y lo menos estresante posible. Evitá poner la radio muy fuerte y controlá tu nivel de voz. Además, manejá con precaución y gentilmente, porque cada frenazo brusco puede causarle mucho dolor al animal. Recordá: “con calma porque precisa“.

5. Contá con un veterinario de confianza

Este es un consejo no nos cansamos de recomendar. Además, para agilizar la atención de la emergencia, es importante que en la clínica sepan más o menos cuál es el estado del animal y así preparar lo necesario para cuando llegués. Por eso, llamá a tu veterinario o la clínica de elección para avisar que vas de camino. Preparate para responder preguntas como:

  • ¿Hace cuánto sucedió el accidente?
  • ¿Qué fue lo que sucedió?
  • ¿Está consciente y/o respirando correctamente?
  • ¿Camina o intenta hacerlo?
  • ¿Ha perdido mucha sangre?
  • ¿Presenta órganos o huesos expuestos?

6. Conocé lo que viene después de la emergencia

Por favor, creenos que como veterinarios nos encantaría poder ayudar a todos los animales del mundo y no tener que cobrar. Pero la realidad es que los veterinarios también tenemos que comer. Hasta que el hospital veterinario público sea una realidad, todo caso que sea atendido en una veterinaria tendrá costos asociados. Además, así como no es responsabilidad de la clínica atender gratuitamente a ese perro o gato, tampoco está obligada a hacerse responsable de su futuro.

Eso quiere decir que, vos como rescatista, tendrás que asumir los costos del animal que estás ingresando a la clínica y velar por su bienestar una vez superada la emergencia. Por ello, analizá de antemano si tenés los medios económicos para cubrir los costos y adónde llevarlo una vez que pase la emergencia. No queremos asustarte, simplemente que conozcás el otro lado de la moneda.

Eso sí, te prometemos que la satisfacción de ayudar a un animal necesitado, NO TIENE PRECIO. Tu ayuda, calor y cariño se convertirán en el motor de ese animal. Así que, la próxima vez que te topés a un perro o gato lastimado, te invitamos a darle una pata.

Consejo para el #DueñoResponsable: Si querés estar preparado para enfrentar ésta y otras emergencias, te invitamos al Curso Teórico-Práctico: Primeros Auxilios para Mascotas de AMO (29 y 30 de abril). Para más detalles ingresá al link o escribinos un mensaje más abajo.

portada amo