AMO - Pro Bienestar Animal | El Kennel: la herramienta indispensable para tu gato
1209
post-template-default,single,single-post,postid-1209,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

El Kennel: la herramienta indispensable para tu gato

Un Kennel, Caja Transportadora o Transportín está diseñado para resguardar a nuestro perro o gato y transportarlo de un lugar a otro. Siendo honestos, lo utilizamos en muy pocas ocasiones, y para peores, usualmente cuando vamos de visita al veterinario. Pero lo cierto es que este utensilio sirve mucho más que para solo cumplir esas funciones y puede llegar a convertirse en el mejor amigo de tu gato. Si hacemos una correcta introducción del kennel, éste puede llegar a ser su refugio, su lugar de descanso favorito, un sitio que representa confort y relajación, en lugar de ser la caja que se asocia a algo traumatizante. Como #DueñoResponsable, es tu deber ayudar a tu peludo a encontrar el lado positivo de la transportadora y acostumbrarlo de la manera correcta. En AMO, nos dimos a la tarea de investigar y reunir los “tips” más sencillos para que comencés desde ya. Créenos que no solo será un beneficio para tu mascota, sino también para vos. Hoy te convenceremos por qué el kennel es una herramienta indispensable para tu gato.

Fuente: expertoanimal.com

Beneficios de utilizar el transportín en casa

  • Representa su refugio favorito. Una vez que se acostumbre al kennel, es muy probable que tu gato lo considere su refugio de elección en caso de alguna amenaza, un desastre, o la visita de personas indeseadas en casa. Nada mejor que una cajita privada para pasar esos momento incómodos.

La transportadora no tiene por qué ser un sitio estresante para tu gato. Con paciencia, podría ser su lugar favorito. Fuente: www.heimhelden.de

  • Será tu mejor amigo durante una mudanza. No es posible realizar una mudanza con un gato sin ayuda de una caja transportadora. Puesto que es un tema muy amplio y jugoso, no entraremos en detalle aquí, pero esperá pronto una entrada al respecto. Por ahora, lo que tenés que saber es que la caja transportadora será tu fiel compañera en esta ocasión. 
  • Facilita el manejo de tu mascota durante una urgencia. Nunca nos vamos a cansar de insistirle a los propietarios lo importante que es contar con una transportadora a la hora de movilizar a una mascota lastimada o estresada. Sin duda alguna, el kennel es la manera más segura de hacerlo, pues evitás daño secundario, asegurás al máximo que no escape, y evitás estresarlo de manera innecesaria. 
  • Protege a tu gato durante un desastre (tormentas, huracanes, tornados, temblores, entre otros). Recordá que durante un desastre se podría llegar a complicar mucho el manejo y la movilización de una mascota, pues el ambiente puede tornarse estresante, caótico y peligroso. Por eso, el kennel te ayuda a protegerlo y disminuir el estrés al máximo durante esta situación.
  • Es elemental para viajar junto a tu mascota. El transportín es uno de los requisitos que piden las aerolíneas para viajar junto a tu mascota. Así que, meses antes de volar, buscá entrenar a tu gato a utilizar la transportadora sin problema. De lo contrario, sufrirá muchísimo estrés durante el transporte. 

 

7 reglas para lograr que tu gato AME la transportadora

  1. Adquirí una transportadora de tamaño adecuado. Tu mascota debe tener espacio suficiente para dormir, estirarse, ponerse de pie y permanecer en una posición cómoda sin sentirse sofocado o ajustado. 
  2. Presentale el trasportín como algo normal, parte de su día a día. Tu mascota irá asociándolo como algo positivo y nada fuera de lo común. Podés comenzar por colocarlo con la puerta abierta (o sin el techo, si tu kennel lo permite) en el lugar donde más permanece tu perro durante el día. Podés incluso colocar treats, una cobijita o sus juguetes favoritos adentro para que tu mascota busque entrar y curiosear por su cuenta.
  3. Escogé un sitio de la casa en el que tu felino disfrute estar. ¿Tu gatito pasa todo el día acostado en un sillón de la casa? Pues ese cuarto es el ideal para camuflar las transportadora. No elijás un espacio que nunca visita, o que le huye.
  4. Cada cierto tiempo, cuando tu gato esté acostumbrado a la presencia de la transportadora y familiarizado con entrar y salir de ella, practicá cerrar la puerta unos 5 minutos. Quizás maúlle sin cesar, pero es importante que vea que no es el fin del mundo.
  5. Mantené limpio el trasportín, sobre todo lavalo con un neutralizador de olores cada vez que lo utilicés. Resulta que cuando lo transportés, es muy probable que libere señales de alerta y estrés (peor aún si vas a algún lugar incómodo, como el veterinario). Así que cuando volvás a casa, esa transportadora olerá a “miedo”. Limpiala bien y luego, rociale feromonas (por ejemplo, Felliway, accesible en Veterinaria Best For Cats en Heredia) antes de colocarlo en su sitio habitual. 
  6. Las feromonas también son útiles previo a un viaje largo o estresante en la transportadora. Unos 10 minutos antes de introducir al gato al kennel, rociá las feromonas de tu elección. Te aseguramos que tu felino se relajará y aceptará mejor el viaje.
  7. Cuando utilicés la transportadora y llegués a tu destino, cubrila con una sábana liviana para evitar que tu gato vea el exterior. Esto ayudará a que no tenga contacto visual con el ambiente, otras personas o animales que podrían estresarlo mucho.

Algunos kennels te darán la opción de “cerrar las ventanas” para limitar la visibilidad del gato. Esto es fundamental para controlar el estrés de tu gato una vez que llegués a tu destino. Sino optá por cubrir la caja con una sábana. Fuente: theanimalacademy.com

Contanos como te va y no dudés en preguntarnos si tenés alguna consulta,

¡Suerte!

Con amor,

Sofi y Nati