AMO - Pro Bienestar Animal | Fiestas seguras junto a tu mascota
1227
post-template-default,single,single-post,postid-1227,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Fiestas seguras junto a tu mascota

Para muchos, el mes de diciembre es una de nuestras épocas favoritas del año: el clima se pone fresco y agradable, nos reunimos a menudo con gente que amamos, comemos delicioso y disfrutamos de nuestras vacaciones. Sin embargo, para nuestras mascotas – si no somos precavidos – esa misma lista de cosas que amamos, se convierte en una larga lista de riesgos. Diciembre es probablemente uno de los meses en los que más se extravían mascotas, aumentan los casos de diarrea y vómito en las veterinarias por la ingesta de alimentos indebidos, y cuando más sufren estrés por pirotecnia.

A continuación, te mencionamos una lista de recomendaciones para que enfrentés diciembre de la manera más preparada posible y, tanto vos como tu mascota, disfruten del mes más festivo del año. 

Riesgos más comunes durante las fiestas

Primero que todo, repasemos cuáles son los problemas más frecuentes durante las fiestas – por fiestas nos referimos a las múltiples celebraciones navideñas, las tamaleadas, las reuniones de amigo secreto y año nuevo.  

Ansiedad por ruidos estruendosos o desconocidos: las bombetas son quizás la queja más frecuente por parte de los propietarios de mascotas durante las fiestas. La respuesta de cada animal puede variar entre un leve susto pasajero, hasta fobias severas que los hace sufrir mental y físicamente.

Estrés por cambios de rutina: tu perro o gato no necesariamente está acostumbrado a trasnochar por la visita de extraños, y probablemente sufriría mucho si el día de la fiesta del trabajo le das de comer 5 horas más tarde de lo habitual. Lo hemos mencionado en varias ocaciones y te lo volvemos a recordar: los perros y gatos son animales de rutina. Cambios abruptos o constantes en su día a día pueden causarles gastritis, vómito, diarrea o desórdenes de comportamiento debido al estrés.

Estrés por la invasión de su espacio por parte de personas desconocidas: talvez no lo has notado, pero tu perro o gato seguramente tiene un espacio preferido en tu casa. Cuando recibís visitas en tu hogar, ¿respetan el espacio de tu mascota? ¿Tiene ella algún espacio disponible para descansar fuera del alcance de la gente?

Indigestión, vómito o diarrea por ingerir comida inadecuada. No importa si tu mascota se subió a la mesa y se robó la pata de cerdo recién servida, o si logró abrir el basurero luego del festín, tu perro o gato puede resentir muchísimo ese exceso de grasa, proteína y sal. Peor aún, podría ingerir alimentos tóxicos. 

Asfixia u obstrucción por ingesta de adornos, juguetes o regalos (cuerpos extraños). Ya sea porque tu mascota es juguetona, o tiene la tendencia de comerse todo, una de las emergencias más comunes durante la época festiva, es la ingesta de objetos. El resultado puede variar entre un chichón porque tu gato no deja ni un adorno del árbol navideño a salvo, hasta una emergencia veterinaria por asfixia u obstrucción gastrointestinal. 

Riesgo de escape (y todo lo que esto representa: extravíos, atropellos, peleas, entre otras emergencias). Si sumamos todos los eventos estresantes mencionados en los puntos anteriores, más el hecho de que las visitas pueden dejar salir a tu mascota accidentalmente, el resultado es que el extravío de mascotas es de las urgencias más comunes en esta época.

10 Consejos para evitar esos riesgos

La idea no es alarmarte, sino darte a conocer las posibles emergencias que podrías enfrentar y, sobre todo, brindarte herramientas para prevenir todas y cada una de ellas. Los siguientes son 10 consejos para evitar los riesgos mencionados anteriormente.

  1. Identificá a tu mascota. Existen diferentes maneras de lograrlo: ponerle un collar con tu nombre y teléfono, colocarle un microchip en tu veterinaria de elección, o incluso el utilizar collares con tecnología gps. Lo más importante es que no le quités la distinción durante esta época, pues como mencionamos anteriormente, el riesgo de que escape es muy alto. ¿Te surgen dudas sobre el microchip? Leé nuestra entrada anterior “Microhips en mascotas: preguntas y respuestas“.
  2. Ejerciten durante los días de fiesta. El día del evento, llevá a tu mascota a hacer una larga caminata, jugá un buen rato con ella o prestale su juguete favorito por varias horas. El resultado que buscamos es cansar su cuerpo y mente para que en la noche descanse lo más y mejor posible. 
  3. Mucho ojo con la comida y los restos del festín. No dejés comida desatendida sobre la mesa y siempre tapá bien el basurero. No menospreciés lo curiosos y ágiles que pueden ser. Es probable que ningún sitio inalcanzable para ellos, así que tomá las medidas pertinentes.
  4. Conocé la personalidad de tu mascota. ¿Te parece que no es la mascota más social? Respetala y garantizale un espacio cómodo y libre de estrés en casa una vez que lleguen tus invitados. Si por lo contrario tenés un animal súper social y amigable, dejá que disfrute de la compañía de los demás. 
  5. Cuidado con los niños. Insistimos en el punto anterior: no obligués a tu mascota a interactuar con niños si no disfruta su compañía. Recordá que un infante puede ser impredecible y atemorizante para un perro o gato, y – sumado al estrés que pueden sentir durante una fiesta – el animal puede llegar a morder. 
  6. Cuidado con los adornos y cables. Si sabés que tu perro o gato suele robarse objetos, no dejés nada a mano. A la hora de adornar tu hogar, pensá dónde y cómo colocar las luces, el portal, los regalos, otros cables y demás. Así evitarás que se lastime, se corte, se electrocute, sufra una obstrucción intestinal, y mantendrás a salvo tus nuevos zapatos…
  7. Plantas navideñas tóxicas. Uno de los adornos más populares durante la época navideña son las pastoras. Tomá en cuenta que ingerir esta planta puede puede provocar en nuestra mascota trastornos digestivos, y sólo el contacto directo con la piel o los ojos del animal puede causar irritación. Por lo tanto, dejá la pastora fuera del alcance de tu mascota, sobre todo si sabés que disfruta destruir plantas.
  8. ¿Primera navidad con tu mascota? Si tenés en casa cachorros, aprovechá la época para introducirlo a sonidos, experiencias y personas. Esto es elemental para evitar que posteriormente desarrolle fobias a elementos desconocidos o atemorizantes. Con respecto a los ruidos, es importante que tenga buenas experiencias cuando enfrenta por primera vez fuegos artificiales: actuá de la manera más natural posible, recordá que tu simple presencia le da mucha calma a ellos. En el momento que tu perro se estremezca por un ruido, ¡no le des consuelo! Si lo hacés, inmediatamente va entenderá que será recompensado cada vez que tenga esta actitud asustadiza. 
  9. Consejos para ansiedad por pirotécnica. Es un tema tan amplio, que nuestra siguiente entrada estará dedicada solamente a él. Hasta entonces, te damos una pincelada sobre cómo manejarlo:
    • Permitile que se resguarde en una habitación aislada de los ruidos externos. No intentés sacarla del lugar adonde se ha refugiado, porque puede responder de manera agresiva.
    • Para intentar disipar el ruido, podrías poner la televisión o la radio un poco más fuerte de lo normal.
    • No la regañés si presenta alguna conducta anormal o si se orina o defeca, pues aumentarías el grado de ansiedad que está sufriendo.
    • Por más que te cueste ver a tu mascota sufrir, no la chiniés porque lo interpretará como una recompensa por su conducta. Literalmente la motivarías a que siga sufriendo este cuadro de ansiedad.
    • En lugar de chinearla con abrazos y caricias, acompañalo y actuá normal. Estar presente es suficiente consuelo para ellos y tu presencia les transmite calma. 
    • Existen fármacos creados específicamente para disminuir la excitación en mascotas. Algunos son naturales (y por ende, de fácil accesibilidad) y otros de uso veterinario que requieren receta médica. Para comenzar a probar cualquiera de estos, te recomendamos consultar previamente a tu veterinario de confianza.
  10. Contá con un plan a, b y c en caso de sufrir una emergencia con tu mascota. Consultá con tu veterinaria de confianza cuál será su horario durante los días festivos. También contá con la información necesaria de hospitales veterinarios, en caso de ocuparlos.