AMO - Pro Bienestar Animal | El Kennel: el mejor amigo de tu perro (y el tuyo)
1198
post-template-default,single,single-post,postid-1198,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-13.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

El Kennel: el mejor amigo de tu perro (y el tuyo)

Un Kennel, Caja Transportadora o Transportín está diseñado para resguardar a nuestro perro o gato y transportarlo de un lugar a otro. Siendo honestos, lo utilizamos en muy pocas ocasiones, y para peores, usualmente cuando vamos de visita al veterinario. Pero lo cierto es que este utensilio sirve mucho más que para solo cumplir esas funciones y puede llegar a convertirse en el mejor amigo de nuestro perro o gato (incluso aún más que su juguete favorito). Si hacemos una correcta introducción del kennel, éste puede llegar a ser su refugio, su lugar de descanso favorito, un sitio que representa confort y relajación, en lugar de ser la caja que se asocia a algo traumatizante. Como #DueñoResponsable, es tu deber ayudar a tu peludo a encontrar el lado positivo de la transportadora y acostumbrarlo de la manera correcta. En AMO, nos dimos a la tarea de investigar y reunir los “tips” más sencillos para que comencés desde ya. Créenos que no solo será un beneficio para tu mascota, sino también para vos.

 

Beneficios de utilizar el transportín en casa

Algunos perros descubren los poderes mágicos de la transportadora cuando la utilizan para quedarse durmiendo mientras permanecen solos en casa, cuando necesitan resguardarse durante una tormenta fuerte, cuando desean tener su espacio, o cuando la tía molesta llega de visita a casa con sus 6 hijos pequeños llenos de energía… Para un perro, el kennel debería sentirse como un lugar muy propio, confinado y seguro, garantizar buena ventilación, ser acogedor y, ojalá, se encuentre en lugar cómodo de la casa. Estos son algunas de las ventajas de acostumbrar a tu perro a utilizar el kennel:

  • Facilita el aprendizaje de dónde y cuándo orinar y defecar: Los perros, en general, prefieren no hacer sus necesidades en su área de descanso. Así que, al enseñarle a permanecer tiempos cortos en el kennel, aprenderá a contenerse, sabiendo que será llevado a un lugar donde puedan hacer del 1 y del 2 en paz y con total libertad.
  • Ayuda a evitar mordeduras destructivas: Si hablamos de cachorros, sabés que detrás de esa ternura hay un comportamiento voraz e insaciable de morder todo lo que esté a su paso. Por ello, si acostumbramos al cachorro a permanecer en el trasportín con juguetes para morder, le hará entender que existe un lugar en el que puede permanecer entretenido y hacer de las suyas, sin problemas.
  • Colabora en el tratamiento de la ansiedad por separación: La caja transportadora también puede ser útil si tenés un perro ansioso que sufre cada vez que queda solo en casa. Al ser un espacio confinado, le garantizará calma y confort mientras regresás. Recordá que un kennel jamás debe ser utilizado como un método de castigo; al contrario, tu perro debe apreciarlo y verlo como algo positivo, siempre. Si tenés un problema de ansiedad por separación en tu mascota, consultá con un experto en comportamiento canino, por ejemplo Laura Guevara de Adiestramiento y Educación Canina Jagger
  • Facilita el manejo de tu mascota durante una urgencia: Nunca nos vamos a cansar de insistirle a los propietarios lo importante que es contar con una transportadora a la hora de movilizar a una mascota lastimada o estresada. Sin duda alguna, el kennel es la manera más segura de hacerlo, pues evitás daño secundario, asegurás al máximo que no escape, y evitás estresarlo de manera inncesaria. 
  • Proteger a tu perro durante un desastre (tormentas, huracanes, tornados, temblores, entre otros): Recordá que durante un desastre se podría llegar a complicar mucho el manejo y la movilización de una mascota, pues el ambiente puede tornarse estresante, caótico y peligroso. Por eso, el kennel te ayuda a protegerlo y disminuir el estrés al máximo durante esta situación.
  • Es elemental para viajar junto a tu mascota: El transportín es uno de los requisitos que piden las aerolíneas para viajar junto a tu mascota. Así que, meses antes de volar, buscá entrenar a tu perro a utilizar la transportadora sin problema. De lo contrario, sufrirá muchísimo estrés durante el transporte. 

 

Enseñándole a amar el trasportín

Lo ideal es que tu perro se acostumbre al kennel desde que llega a casa, siendo apenas un bebe, pues los siguientes pasos se te van a hacer facilísimos. Sin embargo, sabemos que esta práctica probablemente sea nueva para muchos, y que los “pequeños de la casa”, quizás ya no sean tan pequeños. Así que a continuación te dejamos algunos consejos que aplican para todos por igual:

  1. Presentale el trasportín como algo normal, parte de su día a día. Tu mascota irá asociándolo como algo positivo y nada fuera de lo común. Podés comenzar por colocarlo con la puerta abierta (o sin el techo, si tu kennel lo permite) en el lugar donde más permanece tu perro durante el día. Podés incluso colocar treats, una cobijita o sus juguetes favoritos adentro para que tu mascota busque entrar y curiosear por su cuenta.
  2. Colocá de vez en cuando su taza de alimento adentro de la transportadora. Según su reacción y su curiosidad, dejala adentro, o repetís la acción en otro momento.
  3. A la hora de jugar con él, lanzale una pelota o su juguete favorito adentro. Verás como poco a poco se irá acostumbrando.
  4. Premialo cada vez que lo utilice. Cada vez que entre con iniciativa propia, no olvidés aplicar el adiestramiento en positivo, premiándolo por esa acción con frases positivas en tono cariñoso como: “Buen perro” o “Muy bien”. Incluso podés darle un treat de vez en cuando.
  5. Hora de cerrar la puerta de kennel… Una vez acostumbrado a la presencia de la transportadora y familiarizado con entrar y salir de ella, debés amarte de valor y paciencia, pues llegará el momento en que tengás que introducirlo y cerrar la puerta. Al inicio podés dejarlo por 5 min, luego incrementar el periodo a 10 min, luego 15 min. Si es posible, intentá dejarlo durante 30 min. Nunca excedás más de este tiempo, pues puede ser traumático para tu mascota.
  6. Paciencia, todo mejorará. Es un hecho, tu mascota llorará. Pero debés hacerle entender que sus gemidos no son motivo de manipulación para obtener lo que quiere: tu compañía. Recordá siempre colocar su mantita, juguete favorito, o algunos treats adentro. Con el pasar del tiempo, notarás como el llanto va desapareciendo, al punto que cerrar del kennel ya no será necesario. Cuando te des cuenta, tu perro naturalmente buscará la transportadora para descansar o pasar el rato.

 

Aspectos importantes

  • Adquirí una transportadora de tamaño adecuado. Tu mascota debe tener espacio suficiente para dormir, estirarse, ponerse de pie y permanecer en una posición cómoda sin sentirse sofocado o ajustado. A continuación te mostramos una imagen del tamaño ideal para cada tipo de perro.
  • Si es cachorro, comprá una suficientemente grande para que sea su compañero de toda la vida.
  • Intentá comprar un kennel de material resistente a rasguños y golpes, pues deberá atravesar distintas etapas de tu perro.
  • Procurá mantener el trasportín limpio, pero evitá utilizar sustancias con olores muy fuertes que puedan incomodar a tu mascota.
  • No olvidés elegir un lugar fijo en casa, destinado a la permanencia del kennel. Tu perro lo agradecerá mucho, pues ellos son animales de costumbres. Muchas personas eligen la sala, su cuarto, o bien, la cochera.
  • En AMO nos encanta darte ideas ingeniosas y novedosas para hacer de tu hogar un lugar amigable con tus mascotas, sin dejar de lado el estilo y la originalidad. En este caso, te invitamos a buscar ideas para adaptar el kennel a tu hogar o incluso ponerte creativo. ¡Pinterest te dará mil ideas!

 

Ahora que sabés todo esto, ¿que estás esperando para comenzar con tu perrillo? Creenos que te lo va agradecer muchísimo y notarás como su nivel de ansiedad disminuirá y su comportamiento mejorará al tener un espacio propio, cómodo y feliz adonde descansar al lado de las personas que más ama.

Contanos como te va y no dudés en preguntarnos si tenés alguna consulta,

¡Suerte!

Con amor, 

Nati

Nathalia Granados es estudiante de la carrera de Enfermería Veterinaria en la Universidad Neotropical. No sólo es amante de los animales, sino una apasionada por la educación de propietarios y la tenencia responsable de mascotas. Nati es asistente y colaboradora activa de AMO.